fbpx Saltar al contenido
Masoneria.site

Victorino de La Plaza

Victorino-de-La-Plaza

Hermano Mason, es un individuo de la muestra de Presidentes argentinos que fueron individuos de nuestra Institución.

Tras el inesperado fallecimiento de su padre, explicó los requerimientos de su hogar con la oferta de artículos hecha por su madre. Más tarde funcionó como preceptor. A causa de una beca tuvo la opción de acumular sus exámenes de auxiliar en el Colegio Nacional establecido por Urquiza en la ciudad de Concepción del Uruguay, provincia de Entre Ríos.

Una vez en el colegio, suspendió sus investigaciones en Derecho para incorporarse a los militares que se interesaron por la Guerra de la Triple Alianza. Se hizo cargo de los conflictos de Estero Bellaco y Tuyutí, fue becado por el gobierno uruguayo y percibido particularmente por el General Bartolomé Miter. A su regreso a Buenos Aires se graduó como asesor jurídico. Ayudó a Dalmacio Vélez Sarsfield, su apoyo de postulación doctoral, en la redacción del Código Civil Argentino.

Victorino de la Plaza fue educador de razonamiento en el Colegio Nacional de Buenos Aires, suplantando a Pedro Goyena durante la administración de Sarmiento. En su vocación política fue progresivamente Ministro de Hacienda de Nicolás Avellaneda, Contralor de la zona de Corrientes y Ministro de Relaciones Exteriores. Durante el período presidencial de Roca, fue designado Ministro de Hacienda en el período 1883-1885.

Sumate a nuestro newsletter!

En 1910 fue una pieza de la receta de la Unión Nacional como Vicepresidente, encabezado por Roque Sáenz Peña, y tenía que esperar la administración tras el fallecimiento del Primer Ministro. Administró en algún momento entre 1914 y 1916 cuando cedió la administración a Hipólito Yrigoyen, vencedor de las principales carreras presidenciales bajo la ley de Sáenz Peña de sufragio general.

Durante su mandato presidencial, De la Plaza subrayó la falta de parcialidad de la Argentina en la Primera Guerra Mundial, hizo que la Caja Nacional de Ahorros Postales, adelantara la sanción de la Ley de Accidentes de Trabajo, impulsara la Ley de Casas Económicas para Empleados y Trabajadores (Ley Cafferata) e iniciara el ferrocarril eléctrico Buenos Aires-Tigre.

Concebido en Salta, falleció en Buenos Aires el 2 de octubre de 1919, a los 78 años de edad. Se inició como masón en la Logia de la Regeneración Nº 5 (1867), más tarde se incorporó a la Logia de la Enseñanza (1881) y entre tanto Ministro de Instrucción Pública abrió el pensamiento del Congreso Pedagógico (1882) cuyo producto natural significativo fue la Ley 1.420 de formación normal, obligatoria y laica.

La Masonería argentina recuerda a su querido hermano Victorino de la Plaza en quien las enseñanzas de nuestra Institución se sumaron a su destacado camino de metro delegado por su administración en la primera cita libre de nuestra historia.