fbpx Saltar al contenido
Masoneria.site

Vicente López y Planes

Vicente-López-y-Planes

El creador de los versos del Himno Nacional rellenó como descanso al Presidente de las Provincias Unidas del Río de la Plata en 1827.

Se concentró en los colegios de San Francisco y San Carlos de Buenos Aires, se dedicó a los negocios y luchó contra las intrusiones inglesas en el Regimiento de Patricios. En 1808 introdujo su maravillosa obra titulada El triunfo argentino, aludiendo al triunfo de los enérgicos soldados sobre los ingleses.

Participó efectivamente en las ocasiones de mayo de 1810, fue secretario examinador durante la primera campaña de liberación al interior, secretario del Primer Triunvirato e individuo de la Asamblea General de 1813. Su Himno de Mayo, leído ante la Cámara el 11 de mayo de 1813, fue anunciado como “la principal melodía de las Provincias Unidas del Río de la Plata”. Con música de Blas Parera se convirtió en la canción nacional argentina de la devoción.

López y Planes fue secretario de la Junta Directiva durante la organización de Balcarce y Pueyrredón. En 1828 Manuel Dorrego lo eligió líder legislativo del territorio de Buenos Aires y en la hora de Rosas fue un individuo de la Corte Superior de Justicia.

Sumate a nuestro newsletter!

Volvió a ser el líder legislativo del intervalo de la Provincia de Buenos Aires después de Caseros y durante esta organización aprobó el embargo de las propiedades de Rosas y de diferentes individuos de esa administración, restableció las propiedades que habían sido reasignadas, apoyó el derecho a la libre expresión y a la prensa y estableció los marcos de la nueva institucionalidad. En este momento, marcado por el Pacto de San Nicolás, sin embargo, introdujo su firme abdicación cuando la Asamblea de Buenos Aires desestimó ese Acuerdo.

Vicente López y Planes se inició como masón en la Logia Lautaro de Buenos Aires. Su Canto al Trabajo fue recibido como el Himno Masónico Argentino en 1857 por elección del Hermano Miguel Valencia, Gran Maestro del Gran Oriente de la Confederación Argentina.

El creador del Himno Nacional y el Himno Masónico pateó el balde el 10 de octubre de 1856. Sus restos descansan en el Cementerio de la Recoleta.

El trabajo con ladrillos en la Argentina hoy en día recuerda a su querido hermano, que fue motivado por los hechos nacionales y que actuó según los estándares generalizados de la masonería, centrándose en la asociación de los individuos argentinos como un valor que supera las antinomias fortuitas