Saltar al contenido
Masoneria.site

José Marti

10 abril, 2020
Jose-Marti

Fue uno de los extraordinarios escritores de América Latina en el cambio a la innovación.

Se concentró desde los doce años en la escuela del escritor Rafael María de Mendive. Fue capturado por su apego a los ramos de autonomía cuando tenía diecisiete años y condenado a seis años de cárcel con trabajo restringido. Fue exculpado por su imprevista debilidad y extraditado a España donde distribuyó su drama “Adúltero”. Poco después, se graduó en Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad de Zaragoza.

Visitó Europa y América durante mucho tiempo y se estableció en México donde se casó con Carmen Sayes Bazán, de origen cubano. La “Tranquilidad de Zanjón” terminó la Guerra de los Diez Años y regresó a Cuba, pero fue expulsado debido a su pasado progresista. Vivió entonces en Nueva York, donde organizó otro procedimiento progresista en Cuba, estableció el Partido Revolucionario Cubano y la revista Patria (1892).

Alineado con el Generalísimo Máximo Gómez, puso sin vacilar el procedimiento de la autonomía cubana, salió al frente de una pequeña reunión, sin embargo pateó el balde a cuenta de las tropas realistas (1895). Fue concebido en La Habana el 28 de enero de 1853.

Sumate a nuestro newsletter!

José Martí es el creador de Ismaelillo, Versos libres, La edad de oro y Versos sencillos. Amistad funesta, también llamada Lucía Jérez y marcada como Adelaida Ral fue su novela solitaria. También compuso las obras de teatro Adúltera, El amor con amor se paga y Asala, y dirigió la revista infantil La edad de oro, en la que distribuyó sus cuentas Baby y Mr. Wear Pomposo, Naughty Nene y La muñeca negra. Entre otros medios, trabajó con el diario La Nación en Buenos Aires. Entre sus composiciones se recuerdan especialmente El presidio político en Cuba (1871) y El Manifiesto de Montecristi.

En 1871 José Martí era en ese momento Maestro Masón de la Logia de Caballeros Cruzados N° 62, del Gran Oriente Lusitano Unido, bajo el nombre representativo de Anáhuac. Se le identifica además con las Logias de la Libertad N° 40 y de la Armonía N° 52.

La masonería argentina recuerda hoy al hermano que desde su infancia forjó la posibilidad de la oportunidad por la que luchó hasta dar su vida. En el local de la Gran Logia, la buena Logia José Martí 168, de la ciudad de La Plata, trabaja en su respeto.