Saltar al contenido
Masoneria.site

Joaquín V. González

Joaquín-V-González

Uno de los últimos tipos de la Generación del 80, fue concebido en Nonogasta, región de La Rioja, el 6 de marzo de 1863. Era escritor, abogado, funcionario del gobierno y profesor.

Aprendió en el Colegio Monserrat de Córdoba, ensayó el noticiero poco después de su graduación, se graduó como especialista en leyes y fue elegido al mismo tiempo como delegado nacional. A los 26 años fue elegido jefe legislativo de La Rioja. Era un individuo de la comisión para el cambio sagrado (1877) y fue uno de los redactores de la constitución común en su capacidad de profesor de historia, topografía y francés.

A partir de 1901 fue un individuo de los armarios pastorales de los presidentes Julio A. Roca, Manuel Quintana y José Figueroa Alcorta como Ministro de Interior, Asuntos Exteriores y Culto y de Justicia e Instrucción Pública. En 1902 adelantó el cambio discrecional que abrió el camino para el nombramiento de los nombramientos comunistas.

Al cabo de dos años, desechó el contenido de una ley laboral que fue desestimada por empresas y trabajadores, creó el Instituto Nacional de Profesores de Enseñanza Media, que hoy lleva su nombre, y fue una pieza del conjunto que componía la Universidad Nacional de La Plata, de la que fue el principal presidente.

Sumate a nuestro newsletter!

Joaquín Víctor González compuso La tradición nacional (1888), el primero de cincuenta escritos con reflexiones comprobables y filosóficas. Entre ellos se encuentran Mis Montañas (1893), Educación y Gobierno (1905), El Juicio del Siglo (1913) y Patria y Democracia (1920).

Murió el 21 de diciembre de 1923, mientras ocupaba el cargo de representante nacional.

Se inició como albañil en la Logia Piedad y Unión N° 34 de la Ciudad de Córdoba. Su confirmación fue marcada por Domingo Faustino Sarmiento, Gran Maestre.

En Buenos Aires fue Venerable Maestro de la Logia Libertad N° 48. En 1896 se le asignó el cargo de Pro-Gran Maestro, sin embargo se rindió a la práctica del Gran Secretariado. En 1922 se unió a la Logia Bernardino Rivadavia N° 172. Fue además parte funcional, en ese momento privilegiada, del Consejo Supremo Grado 33° con el que habló en las manifestaciones del Centenario de Domingo Faustino Sarmiento.

Su charla Orientación Moderna de la Masonería fue su presentación abierta y continua, el 25 de noviembre de 1923.

La Masonería argentina, que se comunica a través de sus hombres, rinde extraordinarios elogios a su obra, impregnada de la moral y los buenos estatutos de la Institución a la que dio gigantesca distinción y dejó mejor de lo que había descubierto.