Saltar al contenido
Masoneria.site

Estinaslao del Campo

9 abril, 2020
estanislao-del-campo

Concebido en la ciudad de Buenos Aires, hijo de padre porteño y madre tucumana, aprendió en la Academia Porteña Federal y luego se desempeñó como agente de tienda. En 1852 participó en la barrera de la ciudad que fue bloqueada por el General Lagos, en ese momento trabajaba en la Aduana, fue secretario de la Cámara de Diputados al incorporarse al Partido Alsina y luchó en Cepeda y Pavón. En 1861 fue jefe, luego teniente coronel, y en el centro fue elegido agente nacional antes de convertirse en un importante funcionario del Ministerio de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Al mismo tiempo ensayaba cuestiones gubernamentales y componía versos. Sus estribillos subyacentes adquirieron ubicuidad bajo el nom de plume el Pollo.

Escribió en los diarios El Nacional y Los discusses. Se inició como masón el 3 de junio de 1858 en la Augusta y Respetable Logia Lealtad N° 6 donde impartió entusiastas contradicciones a su hermano masón Hilario Ascasubi, “Aniceto el Gallo”.

Fue el creador de “Los debates de la mitra” y “Carta de Anastasio el Pollo”, dos obras que aparecieron en 1857. Fausto, distribuida en 1866, denotó un logro significativo en su vocación. El héroe es el camarada Anastasio el Pollo, un espectador despreocupado del drama “Fausto” de Gounod en el Teatro Colón. Anastasio discurre con su compañero Don Laguna, un gaucho que compromete de la pradera de Buenos Aires, y le menciona lo que encontró en el auditorio como si el espectáculo fuera una auténtica ocasión en la que el ángel caído está disponible, los cambios de Fausto y los cambios de Margarita. Fausto, representado como un soneto gaucho-vaudeville, obtuvo fenomenales auditorías y abrió una larga disputa entre Pedro Goyena y Eduardo Wilde. Este comercio hizo posible que el libro y la figura de Estanislao del Campo siguieran siendo legítimos en general.

En el momento en que pateó el balde el 6 de noviembre de 1880, el hermano masón José Hernández dijo una ardiente súplica de despedida. Fue concebido el 7 de febrero de 1834.

Sumate a nuestro newsletter!

El trabajo con ladrillos en Argentina recuerda a su querido hermano Estanislao del Campo, un hombre de integridad irrefutable que brilló en los diversos aspectos de su concisa vocación.