fbpx Saltar al contenido
Masoneria.site

Antonio Machado

Antonio-Machado

Teniendo un lugar en la “Generación del 98”, era hijo de un compilador de versos de la corriente principal andaluza. Con su hermano Manuel, otro extraordinario hombre de letras, compuso obras de teatro. Se presentó en Madrid en 1883 como profesor de la Universidad Central donde terminó su preparación erudita, liberal y dinámica.

Después de diez años distribuyó sus primeros trabajos de escritura en La Caricatura. Conoció a Francia en la organización de Manuel en 1899, funcionó como intérprete de español para la Casa Garnier y entró en contacto con artistas simbolistas franceses, en particular con Paul Verlaine y el nicaragüense Rubén Darío. En 1903 distribuyó Soledades, su primer surtido de sonetos. En cuestión de segundos ganó la plaza de Lengua Francesa en un instituto de Soria. En ese momento distribuyó Proverbios y Cantos de la Soledad. Regresó a París con una beca en la Sorbona para los cursos de Henri Bergson. A su llegada vivió en Segovia y Madrid, donde se convirtió en un individuo de la Real Academia Española.

La moderación de su verso y las reflexiones que lo acercan a los individuos, han hecho de Antonio Machado uno de los escritores que más ha relacionado el verso con las articulaciones de la corriente principal.

Salvaguardia de la República en la Guerra Civil Española, genuinamente enfermo y con una discapacidad visual muy cercana, caminó hasta Valencia en 1936 hasta que fue expulsado en Colliure, Francia, donde dio una patada al cubo el 22 de febrero de 1939. Fue concebido en Sevilla el 26 de julio de 1875.

Sumate a nuestro newsletter!

Antonio Machado se inició como masón en la Logia de Mantua de Madrid, que tenía un lugar en la Gran Logia Española (1930). Así lo expresó el anticuario Emilio González López, educador de la City University de Nueva York, en su obra El sol de la fraternidad

La masonería argentina reconoce al incomparable escritor español y acoge en él a uno de sus adorados hermanos generales.